Cómo hacer una Carta de Motivación



Una carta de motivación tiene el objetivo de exponer aquellas razones por las cuales una persona siente deseos de ser admitido en una empresa, en una universidad, en una beca, como patrocinador en un evento y más. Es un documento que se adjunta con el resto de requisitos que debe enviar el solicitante para ser seleccionado.

No es una carta común en muchas de las áreas que se dedican a reclutar personal, estudiantes, etc., pero si se redacta correctamente puede llegar a ser un buen referente de lo que piensa y siente el solicitante acerca de lo que quiere conseguir: sus motivos, objetivos y visiones personales. Es habitual entregar una carta como esta cuando se sabe que muchas personas estarían solicitando el mismo puesto que tú.



¿Qué debe tener una carta de motivación?

Una carta de este tipo es el elemento diferencial entre el Currículum Vitae y una Carta de Recomendación que escribe alguien más. Debe ser una forma bastante clara de exponer las razones que te motivan, como su nombre lo sugiere, a querer optar por un puesto de trabajo en particular, por una beca o por una plaza en alguna universidad, por ejemplo.

Para comenzar, la carta de motivación debe resaltar qué es lo que quieres conseguir (como en los ejemplos anteriores), también debe señalar por qué quieres lograr tal cosa en esa empresa o institución.

La carta debe entenderse como un documento personal que está enfocado especialmente para lograr ser aceptado para un fin también específico, es decir, no debe dejar lugar a dudas ni ser un texto generalizado.


Podemos mencionar los puntos clave de una carta de motivación:

• Solo habla sobre la empresa y la solicitud que estás realizando.

• Si quieres que te contraten o te otorguen la beca por tus aptitudes, cualidades, habilidades y más, es justo lo que debe reflejar la carta. Debe estar escrito de forma más natural, a diferencia de la formalidad de un CV. Intenta que la persona que la lea te conozca, así que sé lo más sincero y coherente posible. Al fin y al cabo, si estás enviando una carta de motivación es porque realmente te interesa.

• Confirma no tener errores ortográficos ni de semántica.

• Usa un lenguaje formal o informal según sea requerido, pero escribe de una forma bastante clara y sencilla. Usa una estructura para que todo tenga un orden con sentido común.

Estructura de una carta de motivación

A pesar de que debe tener una visión personal, se recomienda que siga una estructura básica que logre darle un orden y coherencia a la hora de realizar la lectura y comprensión del texto.

Introducción: En uno o dos párrafos cortos, escribe sobre tus logros académicos, experiencia laboral o cualquier tipo de conocimientos adquiridos relacionados a la solicitud. Además, da un ligero adelanto de los motivos por los cuales redactas esa carta.

Cuerpo: Es aquí donde se deben detallar los motivos para solicitar el puesto o beca y el porqué de tus deseos para hacerlo. Debes ser muy claro y directo.

Despedida: Para finalizar y antes de despedirte, debes indicar que estarás atento a cualquier tipo de comunicación y a ampliar personalmente la información contenida en la carta, si fuera necesario.
Solo con esto podrás crear una carta que logre conmover a los empleadores o cualquier persona que le interese leerla. Recuerda que siempre puedes hacer que un tercero la lea para que te de su opinión sincera.


Deja un comentario